Esta guía es realizada para toda persona que quiera comenzar su camino en el mundo del streaming o ya tenga contacto con el mismo y tenga dudas sobre la configuración de los programas necesarios así como algunos consejos. Vamos a ir paso por paso, aunque avisamos que esta guía está realizada centrándonos en OBS Studio y Twitch.

1. ¿Qué programa se necesita?

En principio, solo necesitaremos un programa para comenzar a hacer streaming. Hay varios donde podemos elegir, todos gratuitos: OBS Studio, Streamlabs OBS o Xsplit. Explicaré en este caso el que nosotros utilizamos y el que nos parece el mejor actualmente, OBS Studio.

Lo primero de todo será descargar el programa, lo podéis hacer en este enlace.
Doy por hecho que sabéis instalar el programa, asique vamos a centrarnos en la configuración del mismo. Recomiendo acceder mediante el explorador de Windows al lugar donde habéis instalado OBS Studio y crear un acceso directo a la versión de 64 bits en el caso de que sea compatible con vuestro Windows.

Una vez abierto el programa, podéis hacer click en ajustes para comenzar esta travesía.

  • En la pestaña «general«, elegid qué tema queréis aunque os recomiendo «dark» ya que es el oscuro y descansaréis la vista.
  • Lo siguiente será ir a la pestaña «emisión» para poder elegir el servicio a donde vamos a hacer streaming, en nuestro caso Twitch y el servidor más cercano a donde vivamos para tener el menor lag posible. Aquí debéis conectaros con vuestra cuenta creada en Twitch y con la última actualización de OBS Studio simplemente debéis loguearos para conectar vuestra cuenta.
  • Lo tercero que debemos hacer es configurar el programa basándonos en nuestra conexión y ordenador. Lo haremos en la pestaña «salida» y debemos poner el modo de salida en avanzado y clicar en la minipestaña «emisión«

La pista de audio, simplemente elegid la número uno.
El codificador tenemos que elegir entre x264 y NVIDIA NVENC new. La elección depende de qué ordenador tengas, ya que si eliges x264 estarás utilizando el procesador de tu PC para codificar, mientras que si eliges Nvidia Nvenc (en el caso de que tengas una tarjeta gráfica Nvidia) lo harás con la gráfica.

Mi consejo, ¿tienes una gráfica Nvidia de la serie 2xxx? Utiliza Nvenc sí o sí, ya que con la última actualización de OBS Studio te beneficiarás mucho en cuanto a calidad de imagen y consumo. En el caso de que no sea así, tienes que valorar en principio si tu CPU o GPU es más potente y utilizar x264 o Nvenc dependiendo de ello. Aunque a la hora de la verdad también depende del juego que vayas a hacer streaming, ya que hay muchos que gastan mucha CPU y tenemos que tener cuidado, pero tendrás que realizar streamings de prueba para ver si tu PC soporta la configuración que has elegido.
El checkbox o cuadrito de aplicar ajustes de codificador de servicio streaming, no la marquéis.
El control de frecuencia, siempre en CBR ya que así lo especifica Twitch (constant bit rate).

Lo segundo que hay que tener en cuenta, es la velocidad de subida de tu internet. Puedes realizar un test de velocidad en este enlace. Debemos conocer este dato para configurar el siguiente paso, la tasa de bits. En general, no recomiendo establecer un valor por encima de 7000, ya que hay usuarios que han reportado problemas a la hora de hacer streaming en Twitch y además tenéis que tener en cuenta si normalmente recibís la opción de ajuste de calidad en vuestro streaming, ya que mucha gente tiene un internet de poca velocidad y si establecéis una tasa de bits alta, puede que tengan problemas para ver vuestro streaming.

Un valor normal, será una tasa de bits de 6000 si vuestro internet os lo permite. Os será suficiente si queréis hacer streaming a 720p60fps a 900p60fps. Para 1080p60fps diría que 6000kbps se queda corto, vuestro streaming se puede ver pixelado como se trate de un juego veloz y con mucho movimiento aunque un juego más estático como Hearthstone se verá bien.
Si tenéis una velocidad de subida de 100Mbps tened en cuenta que podéis elegir una tasa de bits de hasta 10.000kbps, pero como ya os he dicho, no paséis de 7.000kbps.

El intervalo de keyframes, siempre ponedlo en 2.
En preajuste, en caso de que utilicéis el nuevo NVENC, ponedlo en máxima calidad y cuando hagáis el streaming de prueba, si véis que os da parones, ponedlo en calidad.
En profile, ponedlo en high.
El checkbox o cuadrito de look-ahead, recomiendo dejarlo en desactivado, mientras que el de psycho visual tuning podéis dejarlo activado.
La opción de GPU si habéis elegido NVENC dejadla en 0.
La opción de máximos B-frames tenéis que poner un 2.

Si en vez de elegir NVENC optáis por x264 ya que tenéis un buen procesador, dejad desactivado el checkbox de cambiar escala de salida y tamaño de chaché personalizado.
Las demás opciones dependen de qué CPU tengáis, ya que en perfil de uso de CPU tenéis que elegir una opción entre ultrafast y medium. Esta opción consumirá más o menos dependiendo de cual elijáis, pero también afecta a la calidad de la imagen en streaming.
Si seleccionáis ultrafast, será la peor calidad de imagen pero la que menos consuma de vuestra CPU, mientras que si optáis por fast, consumirá mucha más CPU pero se verá mejor. Debéis probar con los juegos a ver si no se os para y elegir acordemente la que necesitéis. Para la primera prueba, escoged veryfast y subid o bajad a partir de ahí.
Para x264, la opción de sintonizar escoged ninguno y la última que pone opciones x264 no pongáis nada.

Ahora seguimos en la pestaña a la izquierda de emisión, pero nos situamos en la minipestaña de audio. El propio Twitch nos dice que pongamos en todos un máximo de 160 de bitrate de audio. Ya hemos terminado con la pestaña de salida.

La siguiente pestaña importante será, en la parte izquierda, audio. Aquí tenéis que escoger para frecuencia de muestreo la que utilice vuestro propio PC, ya sea 44 o 48khz.
En canales, será estereo.
Dispositivo de audio de escritorio, vuestro reproductor de sonido (auriculares, altavoces, etc.)
Dispositivo de audio Mic/Auxiliar, será vuestro micrófono.
Esta sería una configuración inicial para la pestaña de audio, aunque es cierto que si contáis con varios reproductores de sonido o varios micrófonos, debéis establecerlo también aquí a vuestro gusto.

Por último, la pestaña importante es en la parte izquierda, video.
Resolución de la base (lienzo) escoged vuestra resolución nativa a la que juguéis, por ejemplo 1080.
Resolución de salida (Escalada) escoged la que queréis que se muestre en Twitch. Puede ser la misma a la que jugáis o podéis reescalarla, a por ejemplo 1280×720 para que sea 720p o 1600×900 para que sea 900p. En el caso de que no salga para elegir 1600×900, podéis escribirla vosotros mismos.
En verdad una resolución mínima de 720p si podéis hacer streaming con una tasa de bits de 5000kbps ya se verá bastante bien. Recordad que si queréis hacer streaming a 1080p 60 fps y un juego rápido, necesitaréis bastante más de tasa de bits. Cuidado aquí con vuestra elección, yo os recomiendo 720p y de máximo 900p.
El filtro de escala, elegid Lanczos.
Valores comunes de FPS, elegid entre 30 o 60fps.

Como última opción, recomiendo ir a pestaña de la izquierda avanzado, y donde está la caja de video, hay una opción llamada formato de color, poned NV12, espacio de color YUV en 601 y Gama de color Yuv en parcial (no pongáis total, porque se verá mucho más oscuro).

Si queréis también podéis establecer en la pestaña atajos, los atajos que queráis en el teclado como por ejemplo para cambiar con una tecla a diferentes escenas, para activar/desactivar vuestra webcam, o mutear el micro con una tecla.

Configurando las escenas

En este punto es donde tenéis que poneros creativos. Simplemente daremos una base mínima de cómo capturar vuestra webcam y el juego, ya que realmente no necesitáis mucho más para ponerlo en marcha. Es cierto que podéis hacer más cosas como por ejemplo establecer alertas de seguidores, donaciones, etc, pero no lo vamos a tratar en esta guía básica.

En el caso de que contéis con una webcam, la forma para mostrarla en OBS y colocarla donde queramos, simplemente tenemos que crear una nueva escena en OBS con el nombre que queramos y en la cajita de fuentes es donde la estableceremos.
Simplemente, damos al botón de + y seleccionamos dispositivo de captura de video. Allí tendremos que encontrar en la lista nuestra webcam y configurarla a nuestro gusto, como la resolución, fps de la webcam y si queremos establecer ajustes de brillo, color, etc. Una vez seleccionada, podéis colocarla donde queráis en la escena de previsualización.

Para capturar el juego que queráis, hay varias formas.
Recomendaría seleccionar la opción, dentro de fuentes dándole al +, de Capturar juego y seleccionando el modo de capturar ventana específica. Una vez aquí y con el juego ejecutándose, debéis seleccionar el ejecutable del juego que os saldrá en la vista. Tan simple como eso.
En el caso de que mediante este método por cualquier cosa no sea posible, podéis capturar el juego por ejemplo con otras opciones, como capturar ventana.

Podéis configurar más de una escena en OBS y cuando estáis en vivo cambiar entre ellas, por ejemplo podéis crear una para cuando empezáis streaming, otra para solo la webcam en pantalla completa, una para cuando jugáis, etc. Tenéis que ser creativos.

Hay otras opciones que tenéis que tener en cuenta, aunque no son imprescindibles. Podéis conseguir o hacer un overlay para vuestro streaming, un overlay para vuestra webcam, podéis configurar un sistema de alertas para avisaros de cuando alguien os sigue, se suscribe u os dona, etc. No quiero entrar en este tema, por lo que podéis seguir un tutorial que haya en YouTube por ejemplo.

¿Necesito algo más?

Siempre que alguien pide consejo a la hora de comenzar su aventura con los streaming, se les dice un par de consejos, como utilizar un micrófono decente o una webcam. La verdad es que ayuda, ya que cuando empiezas de cero es mejor contar con un micro que no duela escucharlo y al menos una webcam simple.

Personalmente, voy a recomendar equipo básico y no muy caro, pero que utiliza mucha gente y funciona bastante bien.

En el apartado de la webcam, tenemos la mítica Logitech C920. Puede funcionar a una resolución de 1080p a 30 fps, o 720p y 60 fps. La cámara, para ser una webcam da buena calidad de imagen SIEMPRE Y CUANDO tengamos buena luz. De hecho, la calidad dependerá de lo bien iluminado que estés, por lo que recomiendo tener al menos luz natural y estar bien iluminado, o comprarnos al menos una o dos lámparas pequeñas de mesa enfocándonos directamente y uniformemente.
Podéis conseguir la Logitech C920 directamente en Amazon en este enlace.

El otro accesorio imprescindible, es un micrófono. Como mínimo, necesitamos un micro ya sea incorporado en nuestros cascos u otro de mesa que podamos adquirir que suene decente. Hay que ser realista, puedes hacer un streaming de prueba y decidir si el que tienes es aguantable de escuchar durante varias horas. Como recomendación personal, podéis adquirir uno de mesa pequeño por usb y montarlo en un brazo enganchado a la mesa. Si no podéis permitiroslo, siempre podéis usar el de vuestros cascos.
Como recomendación personal, os dejo una opción que he probado y no está nada mal para ser un micrófono usb, se trata del Blue Yeti Nano, en este enlace de Amazon.
Si queréis algo más profesional, podéis informaros sobre los micrófonos de conector XLR y una interfaz usb de audio.

Podéis conseguir otros complementos pero no os lo recomiendo al principio, no son necesarios. Me refiero a por ejemplo comprar un croma para vuestra webcam o adquirir el stream deck de Elgato para tener botonones personalizados para programarlos para diferentes cosas en el streaming. Pero como ya os digo, al principio cuanto menos gastemos mejor.

Finalizando la guía

Si habéis llegado hasta aquí, realmente ya tenéis todo lo necesario para comenzar vuestras andanzas con una base sólida en cuanto al programa necesario, OBS Studio. Tened en cuenta que tenéis que hacer pruebas en directo para ver que todo vaya bien y no se os sobrecargue el PC y de tirones o problemas. También equilibrar el volumen del juego/música respecto a vuestro micrófono (podéis hacerlo en el mezclador, con la barra de audio de escritorio y vuestro micrófono).

Si queréis profundizar en temas como overlays para vuestro streaming o en las alertas, podéis buscar tutoriales específicos en YouTube donde hay bastante buenos. Os recomiendo echar un vistazo a la web de Streamlabs para las alertas, ya que es bastante fácil de configurar y este es su enlace.

Es importante en Twitch que tengáis en cuenta qué juego vais a streamear, ya que si seleccionáis un juego de los que salen al principio y tienen muchos streamers en vivo, va a ser difícil que alguien os encuentre al principio, ya que tendréis pocos visitantes y saldréis en la parte de más abajo. Por el contrario si seleccionáis un juego que nadie ve, va a ser igual de difícil que alguien entre a vuestro streaming. Tenéis que escoger un juego que no esté ni muy poblado ni con muy pocas personas.

Espero que os haya servido la guía y si tenéis más preguntas podéis contactarnos en nuestra cuenta de Nivelazos en Twitter. Si sabemos la respuesta, os contestaremos. También podéis mirar el video que hemos subido explicando esta misma configuración.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here