Es triste despedir a los héroes de nuestra época y Stan Lee es uno de los escritores que ha marcado nuestro presente, el pasado de nuestros padres y también el de nuestros abuelos. No vamos a desarrollar todas sus obras, queremos analizar Marvel’s Spider-Man como videojuego, pero no podemos olvidar hacer mención de la omnipresente figura del neoyorquino, y menos aún, tras su fallecimiento el pasado 12 de noviembre.

Es posible que a sus 95 años Stan Lee no metiera mano en el desarrollo del juego, seguramente ni lo probó. Sabemos que es extraño hablar de “su obra” cuando no ha participado de forma activa en su creación, pero si allá por agosto del año 62 no hubiera sacado a la luz en el Amazing Fantasy #15 la primera historia de nuestro querido y vecino Spider-Man, no podríamos estar aquí ahora mismo escribiendo el análisis de este auténtico juegazo. Gracias por tanto, Stan, y descansa en paz.

*Antes de comenzar la review queremos aclarar que todas las imágenes que ilustran el artículo son InGame y sacadas del Modo Foto por el autor del mismo.

Desmenuzando la historia

Vamos a ponernos en situación. Desde el año 2002, cuando se estrenó la genial trilogía protagonizada por Tobey Maguire, nos hemos comido nada más y nada menos que ¡6 películas! de Spider-Man. En todas ellas nos muestran una versión diferente de Peter Parker, combinando sus orígenes, su situación profesional, su relación paternal… Con tanto refrito de la trama, Insomniac tenía una difícil papeleta por delante cuando comenzó el desarrollo de su nueva IP y tenemos que decir que han superado con creces las expectativas.

En Marvel’s Spider-Man, Peter Parker es un joven científico de 23 años con bastante experiencia combatiendo villanos.

Lejos de inventar un nuevo Spider-Man, Insomniac nos presenta a un joven Peter Parker de 23 años, estudiante y científico, que ya lleva varios años enfrentándose al crimen organizado de Nueva York. A lo largo del juego nos van dando información en pequeñas dosis, en forma de coleccionables o gags, que nos explican el pasado de nuestro personaje y su relación con los los villanos. Esto se traslada también en el ámbito de su vida privada, con Tía May ya viuda de Ben, y con Peter soltero después de dejarlo con Mary Jane tras un intento fallido de vivir juntos.

¿Qué es lo que más nos ha gustado? Sin duda, cómo Insomniac Games ha conseguido transformar una debilidad (exceso de historias en la mente del consumidor) en una fortaleza. Tanto es así que incorpora en su guión píldoras que, además de estar perfectamente hiladas, cuadran genial con la experiencia del juego. Por ejemplo: en un momento de la historia, Spider-Man se encuentra colgado frente a Mery Jane y hace un chiste recordando la icónica escena de Tobey McGuire con Kirsten Dunst. Marvel’s Spiderman no intenta hacernos olvidar todo lo que hemos visto a lo largo de los años en el cine, todo lo contrario, se aprovecha de ello y crea un contenido ameno, divertido y lleno de sentido.

El argumento está dividido en tres actos. Sin entrar en detalles para evitar spoilers os diremos que el mejor de todos es, sin duda, el último de ellos. El inicio tiene bastante ritmo, decae en su segunda mitad y, por último, pese a lo previsible del giro argumental, rompe en las últimas horas de juego. La trama: Spider-Man debe salvar la ciudad. Nada nuevo bajo el sol.

Desarrollo de personajes

Podremos jugar con Mary Jane en Marvel’s Spider-Man

Respecto a los personajes, podemos manejar a cuatro diferentes: Spider-Man, Peter Parker, Mary Jane y, sorpresa -a estas alturas ya no tanto-, a Miles Morales (apareció por primera vez en cómics en agosto de 2011). Miles es un joven afroamericano que, en el universo ‘Ultimate’, toma la identidad del Hombre Araña tras el fallecimiento de Peter Parker.

No podemos destacar demasiado de su desarrollo. Insomniac nos presenta a unos protagonistas con un pasado extenso detrás –hablamos de Mary Jane y Peter Parker– y sólo presenciamos los inicios de Miles, todavía niño, que se integra en la trama principal como personaje secundario.

No hay una evolución trabajada y elaborada, de hecho, te puedes llegar a sentir intruso presenciando ciertas escenas si no sabes nada sobre la historia que hay detrás. En el juego, Spider-Man es Spider-Man, y nada de lo que ocurra en Manhattan va a cambiar su forma de ver el mundo y de cómo trata a los criminales. Como dijimos anteriormente, todos esos debates internos de Peter Parker sobre lo que está bien, lo que está mal, la importancia que le da a la opinión pública y dónde están los límites de sus acciones han pasado a mejor vida.

Mención especial merece J. Jonah Jameson, editor o editor en jefe del Daily Bugle en las historias originales, que si bien no aparece físicamente a lo largo del título está muy presente en la historia. Jonah, que según parece ha dejado de trabajar en el Bugle y ahora dirige un podcast por Internet, continúa su cacería dialéctica contra Spider-Man por las ondas. Peter Parker, no sabemos muy bien porqué, tiene sintonizada la emisora del periodista y escucha todos los programas y en ocasiones reacciona a alguno de los comentarios del periodista con burlas, quejas o chistes. Además, el discurso de Jonah en su podcast varía según las acciones que realicemos en la ciudad o el momento de la historia en el que nos encontremos.

Ambientación

Manhattan está recreado de forma espectacular

Ya hemos desglosado el universo de Spider-Man en el que se desarrolla la historia, pero toca hablar del escenario de juego: el distrito de Manhattan en Nueva York. Sin duda, es el gran punto fuerte del juego. El entusiasmo y mimo que Insomniac ha puesto en representar a la perfección cada pequeño rincón de la ciudad, cada barrio, cada edificio y sobre todo, adaptarlo al universo Marvel incluyendo algunos edificios míticos como el santuario del Dr. Strange, la torre Avengers, la agencia de Jessica Jones, el bufete de abogados de Daredevil es digno de admiración…

Nunca he estado en Manhattan, pero podemos decir que después de recorrer la isla de arriba a abajo con las telarañas del hombre araña conocemos la ciudad un poquito mejor. Si pausamos el juego y utilizamos el fantástico Modo Foto durante uno de los balanceos se puede apreciar con todo lujo de detalles como las telarañas que lanzamos para avanzar no se pierden en el limbo, sino que se clavan en las diferentes estructuras de la ciudad, como paredes, esquinas o farolas.

Podremos visitar los exteriores de la Torre Avengers, entre otros edificios del universo Marvel

Pocas veces hemos disfrutado tanto de la escenografía en un videojuego sandbox. Podemos comparar esta representación de Manhattan con la Liberty City de GTA IV, inspirada en Nueva York, con cualquier mapeado de Assasins Creed, o con el actual Red Dead Redemption II. Por supuesto, sin desmerecer a ninguno de los mencionados, como este Manhattan de Insomniac hemos visto muy pocas cosas en el mundo del videojuego.

El detalle es tan impresionante que podremos observar el interior de todos los edificios a través de las ventanas

Por acabar con la ambientación, tenemos que ser conscientes de quién es Spider-Man. Nuestro querido vecino y amigo no mata a los villanos con los que se enfrenta, e incluso llega a arriesgar su vida para salvar a aquellos que han intentado acabar con él instantes antes. Cuando vimos los primeros gameplay, esta cuestión era una preocupación importante para los fans, que veían cómo, a base de patadas y puñetazos, se lanzaba a los enemigos desde altos tejados contra el suelo de la ciudad –sin llegar a verles impactar-.

Respecto a esto, aclaramos: es imposible acabar con la vida de ningún enemigo al que nos enfrentamos. Podremos atraparlos en nuestras redes, o noquearlos a base de golpes. Y bien, podemos tirar a los enemigos de las azoteas, pero Spider-Man se las ingenia para plantar un dispositivo en el cuerpo de los villanos, que los enreda contra las paredes de los edificios una vez caen al vacío.

Jugabilidad y mecánicas

El combate está muy bien logrado y nos deja detalles tan espectaculares como este

Como bien sabréis, Marvel’s Spider-Man es un juego de aventuras y acción englobado dentro del género ‘sandbox‘ o mundo abierto. Tiene su toque rolero, puesto que podremos mejorar las características de Spidey gracias a un nada complejo sistema de niveles, puntos y habilidades. A los fans hardcore del sistema de roleo les va a parecer demasiado simple. Punto fuerte: la variedad de artilugios disponibles y de habilidades que desbloqueamos. Es muy amplia y no podremos utilizar alguna de ellas hasta completar el juego.

Lo hemos jugado en la máxima dificultad disponible al inicio del juego, Coloso, y las primeras horas pueden llegar a ser un auténtico quebradero de cabeza. Hasta los enemigos más simples nos generaban complicaciones y superar los primeros minutos nos costó cerca de una hora. Es innegable que el estilo de combate de este Spider-Man se asemeja muchísimo a los Batman de Rocksteady o a los Assasins Creed de Ubisoft, pero el uso de la telaraña para movernos, y los múltiples accesorios que podemos equipar a nuestro héroe le dan ese toque único que lo hace diferente.

Este sistema de combate se completa con el uso de habilidades especiales que desbloqueamos tras adquirir cualquiera de los trajes disponibles. Cada uno de ellos tiene asociado un movimiento definitivo que se irá recargando según nuestra habilidad en el combate. Por poner un ejemplo, si logramos obtener el traje que Tony Stark le entrega a Spider-Man en Avengers: Infinity War, podremos utilizar las patas de araña metálicas para infringir un daño demoledor a nuestros enemigos.

Es en el uso de la telaraña para movernos donde más complicaciones hemos encontrado. No es difícil errar a la hora de desplazarnos de una pared a otra, o de una farola o saliente de hecho, en más de una ocasión sobre todo en las fases de sigilo, tendremos que repetir la misión porque no es nada fácil conseguir clavar todos y cada uno de los movimientos de Spider-Man. Nuestro héroe se mueve demasiado rápido en el balanceo, el apuntado no es del todo preciso y la cámara no ayuda. Incluso al final del juego podemos seguir equivocándonos.

Algunos problemas

No nos engañemos, no es difícil movernos en las fases de combate, estamos apuntando al detalle, pero si buscas la perfección es bastante improbable que puedas llegar a conseguirla. Como comentábamos, puede que se eche en falta mejoras en la cámara, que giramos con el joystick derecho. Puede resultar algo farragoso combinar los balanceos, esquivas, y combinaciones de golpes que lanzamos con un movimiento rápido de telaraña.

En cualquier caso, enfrentarte a hordas de más de 10 enemigos mola mucho. Además, intentan dispararnos con armas de fuego, nos lanzan granadas y golpes con porras eléctricas, o nos persiguen con un jetpack…  Lograr salir airosos de estos enfrentamientos ejecutando combos de más de 100 golpes consecutivos sin recibir daño es, cuanto menos, muy satisfactorio.

En la imagen se aprecia cómo Spider-Man clava su red en lo alto de la pared del edificio rojo para balancearse

También nos encontramos con algunos problemas de movilidad a lo largo del viaje por la ciudad. Es cierto que es realmente hipnótico y está muy bien hecho, pero, por destacar algo malo, en alguna ocasión nos hemos llegado a atascar con algún toldo, doble techo o esquina. La perfección no existe, pero estos pequeños problemas pueden resultar un poco molestos si queremos desplazarnos rápido. Por otro lado, si no nos gusta ir de una esquina del mapa a otra con telarañas, siempre podemos coger el metro y disfrutar de una variada cantidad de animaciones.

Detalles positivos

Otro punto más que positivo de la aventura es que la ciudad está muy viva. Si decidimos proseguir nuestro camino a pie, los viandantes y los coches reaccionarán a nuestra presencia. Por un lado, los coches harán sonar el claxon a nuestro paso, e incluso podemos interactuar con la gente de la calle. Por supuesto no podemos agredirles, que ya os vemos venir.

Si intentamos lanzar un puñetazo a un ciudadano, Spider-Man responderá con guiños, gestos de complicidad o incluso abrazos y apretones de manos. De hecho, al vernos desfilar por el suelo como si nada, se pararán en la acera, sacarán sus smartphones y comenzarán a echar fotos alucinando de haber podido ver a su héroe tan de cerca.

Entre batalla y batalla vuestro querido vecino y amigo Spider-Man también tiene tiempo de saludar a la gente y echarse fotos

Un detalle de estas interacciones: si nos encontramos con una mujer musulmana por la calle y tenemos posibilidad de interactuar con ella, Spider-Man intentará darle un abrazo o apretarle la mano… Lo que no sabe es que las mujeres musulmanas, por sus costumbres religiosas, no deben tocar los hombres que no sean de sus familias y claro, esto nos lleva a una situación incómoda en la que Peter Parker dentro de su traje termina sonrojado y pidiendo disculpas. La situación está tratada con mucho respeto y cuando la presenciamos fue destornillante.

Duración

Este fue otro de los focos de polémica antes de la salida del juego. En un principio se rumoreó que la campaña principal, obviando las misiones secundarias, duraba 12 horas. La cifra era ridícula y James Stevenson, director de comunicaciones de Insomniac Games, tuvo que salir a desmentirlo en Twitter. Según la ficha del juego, Spider-Man dura 20 horas, lo cual es cierto. La duración es justa y no se nos ha hecho ni corto, ni largo, eso sí, siempre y cuando juguemos en dificultad Coloso y no vayamos muy ‘a saco’.

Por lo demás, encontramos el mismo problema que en títulos de características similares. Mil tipos distintos de secundarias, algunas de ellas bastante repetitivas, que alargan y alargan las horas jugables. Algunas son tan absurdas como recoger palomas o limpiar basura. Además, cuando finaliza la historia, Insomniac nos da la oportunidad de volver a pasarnos el modo Historia con dos nuevos tipos de dificultad, otra triquiñuela para poder justificar horas de duración. No nos hemos planteado probar estos modos, así que no podemos deciros nada al respecto.

Algunas misiones secundarias son tan absurdas como tener que perseguir y recoger palomas

Hemos destacado la parte negativa, pero algunas de las tramas secundarias están realmente logradas. Incluso tienen un inicio y un desenlace y terminarán con divertidos enfrentamientos contra diferentes villanos del universo Spider-Man.

Además, coincidiendo con el Black Friday, Marvel’s Spider-Man está rebajado en un 47%. Si os decidís por haceros con él, os recomendamos encarecidamente que aprovechéis la oportunidad.

Reseña
Historia
8
Ambientación
10
Jugabilidad
8
Apartado gráfico
9
Sonido
8
Sergio García
Redactor Jefe de nivelazos.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here