Cuando pensamos en un juego ambientado en la Primera o Segunda Guerra Mundial, nos imaginamos manejando un soldado disparando a la facción contraria causando las mayores bajas posibles, pero lejos queda este concepto en 11-11 Memories Retold, juego desarrollado por Aardman Digital y DigixArt para PC, PS4 y Xbox One.

Dos historias, una guerra

La historia que nos presentan se divide en dos puntos de vista. Conoceremos los horrores de la guerra con Harry, un joven fotógrafo canadiense que retratará los conflictos bélicos, alentado a participar para impresionar a una mujer de la que está enamorado. Por otra parte, Kurt es un ingeniero alemán, que decide participar en la guerra para descubrir que le ha ocurrido a su hijo perdido.

El personaje de Harry se presenta desde la ignorancia de lo que es participar en una guerra. Al comienzo, el personaje cree que va a fotografiar algunos escenarios bélicos, sin darse cuenta de los peligros a los que realmente está expuesto. En el transcurso del argumento acabará dándose cuenta del horror que fue realmente la Primera Guerra Mundial.
Además, a lo largo de la historia, se comunicará mediante cartas con su amada, donde contará todo lo que vive en sus propias carnes y mandará algunas fotos que iremos realizando. Es muy interesante ver la evolución de este personaje a medida que vamos avanzando en la historia.

Con Kurt es diferente. Es consciente de los peligros que conlleva alistarse y participar directamente en primera línea de batalla, pero necesita descubrir realmente que le sucedió a su hijo ya que pertenecía a un batallón que daban por muerto.
Desde el principio, se denota el ambiente triste tanto en el argumento como en la banda sonora.
Al igual que Harry, tendremos momentos donde nos comunicaremos con su familia a través de cartas escritas, donde el juego te da a elegir varias opciones para rellenarla.
Se denota la preocupación de su mujer, mientras que la hija pequeña le echa de menos y pide que vuelva a casa, cosa que no puede hacer ya que necesita realmente conocer dónde está su hijo.

El bando alemán, representado por Kurt.

Desarrollo de la contienda

A lo largo del juego, alternaremos entre ambos personajes. Nos darán a elegir al comienzo de cada escenario con quien queremos iniciar, elección que es irrelevante ya que empieces con quien empieces, al final la historia será contada de la misma manera.

Después de la presentación y alistamiento de Harry y Kurt, la línea argumental hará que ambos se conozcan y realmente es el punto fuerte de la historia. Lo interesante es ver como se relacionan ambas personas pertenecientes a bandos enfrentados, donde hablan idiomas diferentes.

Lo que verdaderamente es remarcable, es la idea alejada de otros juegos basados en la guerra. Normalmente, los soldados son uno más, alguien del que nos olvidamos que historia lleva a sus espaldas y si fallece nos da igual.
En 11-11 Memories Retold, se le da mucha importancia al ser humano, a su historia. Aquí ya no somos alguien que simplemente apunta con su arma y dispara a un enemigo hasta que ganemos la guerra. Va más enfocado a lo que piensan de la guerra, a lo que siente cada uno.

El juego es totalmente argumental, por lo que jugablemente poco vamos a poder hacer más allá de descubrir la historia. Con un control simple, conoceremos a los integrantes de ambos bandos, llegando a entablar conversación con algunos de ellos dándonos cuenta de lo que realmente piensan del conflicto. Además, más allá del simple movimiento, también podemos encontrar algunos coleccionables repartidos por el mapa, los cuales nos contarán datos reales sobre ciertos aspectos de la Primera Guerra Mundial.
También nos enfrentaremos a puzles, la mayoría muy simples, mero trámite. Emplearemos algunos minutos por ejemplo en arreglar algunos dispositivos o en tratar de descifrar conversaciones enemigas desde el subsuelo.

Como dato característico, ambos jugadores conocerán a dos animales, una paloma que será amiga de Harry y un gato, seguidor de Kurt. Mediante ambos, tendremos a veces que interactuar con el escenario para resolver como avanzar en la historia. De hecho, se agradece la interacción con el escenario con ambos animales.

El gato que seguirá a Kurt.
Paloma que seguirá a Harry.

Característico apartado técnico

Uno de los apartados que más me llamó la atención, es sin ninguna duda el apartado visual de 11-11 Memories Retold. No es el típico que nos encontramos en juegos de este estilo, eso desde luego. Para describirlo, diría que parece un cuadro de oleo en movimiento.
Al comienzo, resulta chocante ver directamente este estilo, pero tras pocos minutos, acaba enamorando. Le sienta realmente bien a este juego, basado principalmente en seguir la línea argumental y dejarnos absorber por la historia de ambos personajes durante la guerra.

Impactante apartado artístico

Otro apartado degustable es el sonoro. No vais a escuchar simplemente algunas canciones, va más allá. La música cambiará dependiendo de a quien controlemos en ese momento. Mientras que con Harry la mayor parte del tiempo la música tendrá tono de felicidad, con Kurt es diferente; escucharemos tonos más tristes, resaltando la tragedia. Evidentemente no todo será blanco o negro, irá variando dependiendo de en qué punto se encuentre cada personaje en cada momento del argumento.
Respecto a los dobladores, el juego es contado en inglés y en alemán, llegando a escuchar durante una parte del juego también francés. Se agradece que cada personaje mantenga su idioma original, da más inmersión a la historia. Tenéis disponible subtítulos en español.

Dependiendo de la exploración, el juego tiene una duración aceptable para la historia que quieren contar. Me ha llevado alrededor de las 6 horas completarla, eso sí, algunos coleccionables no he podido encontrarlos. En dos o tres tardes podéis finiquitarlo, pero quedaréis satisfechos a pesar de que estas horas a veces parecen pocas para un videojuego.

Conclusiones

11-11 Memories Retold se centra en los horrores de la Primera Guerra Mundial, descubriéndonos algunas historias personales de los integrantes de ambos bandos. Desde mi punto de vista, el argumento es el punto fuerte del juego, el cual es acompañado por una muy buena banda sonora, buen doblaje y además por un característico apartado visual.

Si os gusta sentir emociones mientras jugáis, este juego es para vosotros. La inmersión se nota desde el primer momento y acabaréis cogiendo cariño a los protagonistas, prometido.
Respecto a la jugabilidad, es simple pero efectiva para este tipo de juegos, donde lo más difícil que tendréis que realizar son algunos puzles muy simples.

En definitiva, el juego merece la pena por su ambientación, personajes e historia. Recomendado si queréis sumergiros en la Primera Guerra Mundial desde un punto más humano.

Reseña
Historia
9,5
Ambientación
9
Jugabilidad
7
Apartado gráfico
8,5
Sonido
8
Ignacio Yagüe
Director de nivelazos.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here